Archivo de la etiqueta: Lao Cai

Viaje a Vietnam 2007 – Parte 2

Día 7 (Hanoi – Sapa):

Llegamos a Lao Cai, la última parada del tren, a las 6AM, salimos de la estación y vemos una multitud de gente, y un chico con un cartel y nuestros nombres en él, nos lleva al autobús que nos llevará a Sapa en algo menos de una hora, la carretera discurre entre montañas llenas de campos de arroz, un paisaje impresionante…

Arrozales Sapa
Arrozales Sapa

Llegamos a Sapa y un guía nos lleva a un hotel y nos explica que allí desayunaremos y que podemos ducharnos en los baños del hotel, más tarde vendrá nuestra guía para hacer la marcha por el condado de Sapa. Nos dan los tickets del desayuno y un par de toallas. Nos duchamos y desayunamos y como teníamos algo de tiempo hasta que llegara nuestra guía nos metemos en internet para ver si vemos algún hotel majo en Hue(nuestro siguiente destino), apuntamos unos cuantos justo antes de que nuestra guía llegara.

Para ir a Sapa es conveniente llevar botas de monte e ir preparados con chubasquero, ya que allí llueve casi todo el año, a nosotros nos llovió bastante, y los caminos son auténticos barrizales…

Nuestra guía se llamaba Chu, pertenecía a una de las minorías de Sapa.

Comenzamos nuestra caminata con las botas (yo cometí el error de llevar unas sandalias de trekking porque había oído a alguien que hacía bueno y la pifié), y chubasqueros. Tras una hora paramos para descansar en un bar lleno de niñas y señoras mayores que nos vendían de todo, pertenecían a la etnia Hmong, aquí picamos por primera vez y compramos pulseras a todas las niñas pequeñas, luego nos www.pointwesternunion.com daríamos cuenta de que esa imagen la tendríamos toda la travesía con niñas de distintas etnias….

Tras caminar un par de horas más por los barrizales, las sandalias-botas nos pesaban 2 kilos más cada una mínimo, y no exageramos…je,je.. paramos para comer en un pueblo de la etnia Ta Van. La comida nada fuera de lo normal, pan, tomate, queso y jamón (en un bocadillo) y fruta (sandía, manzana, plátano…). Pudimos ver como las niñas del pueblo hacían las pulseras en un puente no muy lejano.

Sapa Ta Van
Sapa Ta Van

Con nosotros venía una amiga de Chu, llamada Sue que ayudaba a Syl a no resbalar por los barrizales, ella tenía que volverse a casa y Chu nos dice que Sue está avergonzada y que si queremos comprarle un bolso de tela por 2,5€, como se le veía una persona maravillosa acabamos comprándola el bolso, Sue le regala a Syl una pulsera y se despide cariñosamente.

Tras despedirnos se nos acoplan otra chica y varias niñas de la minoría Dao, la chica haría las funciones de Sue, vigilar a Syl para que no caiga en el barro… y a mí que me zurzan, je,je.. Todas saben unas cuantas preguntas, si vais tendréis que acostumbraros a oír (What’s your name?,Where are you from?,How old are you?, Are you married? Have you hot children?…etc.etc…. Y la mejor de todas Buy to me!….)
La verdad es que al principio te divierte, pero luego ya es un poco cansino decir NO, NO… Hello a todo el mundo….

Chu y acompañantes
Chu y acompañantes

Antes de llegar a nuestro alojamiento nocturno, una Homestay de una familia Dao, volvimos a picar y compramos cosas de nuestras acompañantes en la travesía.
Durante el camino hemos enseñado algo de español a Chu y ella nos ha explicado la forma de vida de la gente en Sapa. Básicamente, todas las minorías-etnias en Sapa son sociedades matriarcales, los hombres lo único que hacen es descansar, beber y pasar el tiempo (que gozada) y las mujeres son las encargadas de hacerlo todo.
El alojamiento estaba bien, la cama estaba compuesta por varios colchones sobre el suelo de madera del “segundo” piso, cada colchón tenía su correspondiente mosquitera, aunque lo mejor y más antiguo era la ducha, compuesta por un grifo y su palangana… toda una experiencia. Eso sí, un ordenador, tele e Internet que no falten, toda una contradicción. La familia muy agradable, hay niños por todas partes, contamos hasta 5.

Familia Homestay
Familia Homestay

Estábamos en el porche y llegaron un par de canadienses, Geff y Daniel. Compartimos nuestras impresiones sobre Sapa y Vietnam e intercambiamos consejos, ya que ellos estaban haciendo el viaje al contrario que nosotros, de sur a norte. Nos dieron un poco de envidia, sana, ya que llevaban 3 semanas por Vietnam, iban a estar 1 más por allí, y luego otras 3 semanas por Thailandia…. ¡Que potra!… NOSOTROS TAMBIEN QUEREMOS…
Tomando unas cervezas aparecen niñas y señoras vendiendo más cosas (buy to me!)… ufff.. más no…, tras bromear un rato con ellas, Geff les intenta vender todo lo que había comprado hasta el momento (Buy to me!, le dice)… ellas se quedan un poco extrañadas y se echan a reír… Ja, Ja, menudo momento. Geff nos enseña su blog con las fotos que ha ido subiendo del viaje y nos va explicando que podemos hacer en cada sitio, ya que una de las cosas que nos dimos cuenta es que todo el mundo va a los mismos sitios, y siempre coincides con alguno en varios sitios distintos…

Geff de compras
Geff de compras
Buy to me
Buy to me

Cenamos en la terraza, una cena abundante, demasiado para los cuatro, damos algo de comida a dos de las niñas que nos estaban vendiendo cosas todavía…

Tras cenar no fuimos a la cama a dormir, no pudimos dormir demasiado porque el niño más pequeño de la casa no paraba de llorar… pero que le vamos a hacer.. ya recuperaremos sueño otro día.

Pueblo homestay
Pueblo homestay

Día 8 (Sapa):

 

Homestay

 

Nos levantamos sobre las 8AM y ya estaba lloviendo otra vez… desayunamos y sobre las 10 salimos para continuar con la caminata, los canadienses con su guía y nosotros dos con Chu, seguimos compartiendo la forma de vivir en cada sitio, le preguntamos sobre si el dinero con el que pagábamos iba a la comunidad o se lo quedaba la persona que lo vendía, y nos comentó que iba a cada persona, pero que luego la comunidad se ayudaba, que nadie allí pasaba hambre, pero que si les dabas comida no la iban a rechazar, cosa que comprobamos la noche anterior.

Nuestro primer destino era la cascada de Giang Ta Chai (3 horas andando), para subir a la zona más alta había que utilizar un camino que parecía una pista de patinaje,

 

Cuesta a la cascada

 

si no fuera por el barro, así que decidimos no subir, directamente fuimos a comer, un tazón de sopa con noodles, tomate y huevo, la pinta no era muy buena, pero estaba muy rico.

Comida Sapa
Comida Sapa

Después de comer, sólo teníamos que subir 20 minutos hasta la carretera en la que nos recogería un 4×4 que nos llevaría hasta el hotel. Allí nos despedimos de Chu, nos duchamos y damos una vuelta por Sapa pueblo, hacemos unas últimas compras para regalos y volvemos al hotel a cenar.

Pueblo de Sapa
Pueblo de Sapa

Tras cenar nos recogen en el hotel y nos llevan al autobús que nos dejará en la estación de Lao Cai para coger el tren nocturno a Hanoi.
Esta vez nos toca con una pareja de Neozelandeses, a los que hubo momentos en los que no les entendimos nada por lo rápido que hablaban… pero duramente conseguimos compartir nuestras experiencias del viaje.

Día 9 (Lao Cai – Hanoi – Hue):

Llegamos sobre las 5 de la mañana a Hanoi y allí estaba esperándonos uno del hotel para llevarnos. Nos dejó ducharnos en el baño que utilizaban ellos y desayunamos, luego le dijimos que a la tarde necesitaríamos un taxi que nos llevara al aeropuerto, decidimos reservarlo con ellos ya que era el mismo precio que podíamos conseguir por allí y encima eso nos permitía dejar las mochilas en el hotel, el precio era 10$. A las 6 nos fuimos a dar otra vuelta por Hanoi. Esta vez en el lago pudimos observar una de las costumbres asiáticas, la del ejercicio matutino, centenares de personas haciendo todo tipo de ejercicios, Yoga, badminton…

Ejercicios matutinos
Ejercicios matutinos

Tras una suculenta comida fuimos al hotel para recoger las mochilas y coger el taxi, nos despedimos de la gente del hotel y llegamos 1 hora y media antes de la supuesta salida del vuelo. En el aeropuerto fue el único momento que sentimos algo de inseguridad en todo Vietnam, había un grupo de niños atentos a los turistas para ver que se podían llevar, pudimos deducir que estaban controlados por un par de señores mayores. Gracias a la policía secreta no dejaron en paz, por lo demás el país es de los más seguros en los que hemos estado, pero ya se sabe, en todo viaje y con pintas de turistas siempre hay que estar alerta.

Después de 1 hora de retraso(típico en Vietnam Airlines) subimos al avión, y se puso a llover como en el diluvio universal, total que pasamos cerca de 45 minutos esperando dentro del avión a que dejara de llover, encima para nuestra desgracia nos toco de vecino Mr. Pedos, no sé si le había sentado mal la comida o es que iba cagado en el avión, pero casi logra asfixiarnos…. bufff que olor…

El vuelo duró una hora, llegamos al mini-aeropuerto de Hue, en el había una mesa en la que vendían billetes de autobús por, creo recordar, 1,5€, es la mejor y más barata opción, ya que te lleva al hotel que le digas, nosotros no teníamos reservado ninguno, pero habíamos visto uno que tenía muy buena pinta en internet en la calle Chu Van An, así que dijimos al chofer que nos dejara en dicha calle. Fuimos los últimos en bajar y fuimos al Hotel Orchid, el mejor hotel con diferencia, la gente del hotel era de lo más amable que podía haber y la calidad/precio una maravilla, 18€ por noche…. eso sí, si decidís ir a Hue, a dicho hotel, es mejor que reservéis, nosotros tuvimos suerte y cogimos la última habitación, nos dijeron que al día siguiente ya nos buscarían otro hotel de la misma calidad, pero utilizamos la estrategia del Honey Moon y nos dejaron también alojarnos al día siguiente y con sorpresa… Orchid Hotel

Al hacer el check in nos dijeron las excursiones que había, cogimos la excursión para ver varias tumbas cerca de Hue así como la ciudad prohibida del centro de Hue, la excursión en sí era muy barata unos 8$, pero no incluía las entradas a las tumbas que eran unos 3€ cada una. También reservamos el billete de autobús para dos días después a Hoi An, 4€.

Nos fuimos a la cama después del día tan largo…

Día 10 (Hue):

Nos levantamos temprano para hacer la excursión, justo después del super-desayuno vinieron a buscarnos en autobús para llevarnos inicialmente a unos puestos en los que nos enseñaron como hacían incienso y los famosos gorros vietnamitas, y de paso intentar vender algo…, la verdad es que es curioso que tarden cerca de medio día en hacer un gorro vietnamita, y el colorido del incienso es espectacular..

Incienso
Incienso

Después de la parada fuimos a ver la primera tumba, Tumba Tu Duc, la entrada no llega a 3€. Según nos contó el guía, el lugar donde estaba enterrado el emperador no se había descubierto, se suponía que estaba cerca del final del trayecto, en la zona llamada sepulcro. Según nos contó el guía, una tumba de un emperador se compone de varias partes:

Inicialmente nos encontramos con el estanque de lotos, seguido por un templo donde adorar al emperador, pasando el templo entramos en un patio y justo antes del sepulcro vemos un monumento en el que se cuentan las hazañas del emperador.

Una vez vista toda la tumba fuimos a la siguiente, la tumba de Minh Mang, esta destaca por la cantidad de figuritas en el patio. Merece la pena entrar, la entrada otra vez cerca de 3€, parecía el precio estándar en Hue.

La última tumba era la de Khai Dinh, en esta el guía nos comentó que si queríamos entrar que entráramos, pero que tampoco era gran cosa, decidimos hacerle caso y quedarnos fuera ahorrando 3€ de entrada.

Después de acabar con las tumbas fuimos a visitar “La Ciudadela“, una mini ciudad prohibida muy bien conservada y que por supuesto la entrada costaba 3€.

La Ciudadela
La Ciudadela

Por último nos quedaba ver la pagoda de Thien Mu, esta era gratis, en ella se podía ver lo que parecía una escuela budista, ya que se veían a varios niños budistas sentados en lo que parecía una clase. A la pagoda no se puede subir, pero se puede pasear por el recinto viendo a los monjes rezar y pasear.

Después de la pagoda volvimos a Hue en barco por el río del perfume…