Viaje a China 2006 – Parte 2

Día 7 (Guilin – Yangshuo):

Proseguimos nuestro viaje, esta vez tocaba un mini-crucero de Guilin a Yangshuo por el rio Li, es una excursión muy habitual, consiste en bajar el rio en barco y luego subir en autobús. En el barco tienes incluida la comida, no suele estar mal, pero tampoco es gran cosa, ya que en el mismo barco te ofrecen otros platos de mejor calidad por un “módico precio”.

Puedes llegar a gestionar la vuelta para otro día y así poder disfrutar de Yangshuo. Nosotros sólo estuvimos un día, pero merece la pena estar algún día más. Quizás lo ideal fuera dos noches, así puedes disfrutar de alguna excursión por los alrededores.

El rio Li esta rodeado de peñascos calizos que le dan cierto encanto, aunque las vistas dependen de la climatología, si te toca un día caluroso y con bruma, como a nosotros, la verdad es que no se ve mucho… pero si te toca un día despejado seguro que podrás disfrutar del paisaje.

Yangshuo - Barco Dali-Yangshuo
Yangshuo – Barco Dali-Yangshuo

Enseguida te darás cuenta de la popularidad del trayecto, ya que podrás ver un gran número de barcos en todas las direcciones…, pero bueno, merece la pena hacerlo y si encima os respeta el clima, no lo dudéis.

Durante el trayecto, se acercan a los barcos vendedores locales en unas balsas que no parecen muy estables.

Yangshuo - Barco Dali-Yangshuo
Barco Dali-Yangshuo II

El trayecto dura una mañana entera, cuando llegamos a puerto, había un montón de gente ofreciendote de todo, excursiones para ver la pesca con cormoranes, hoteles, restaurantes, guías, etc… Nos fijamos que una chica tiene un cartel con nuestros nombres… ummm ¡Qué raro!, cometemos el error de decir que éramos nosotros… y ya vimos por dónde iba, nos quería hacer de guía, conseguir hotel, etc… le dijimos que no, que ya teníamos una reserva hecha y que queríamos descansar. Tras insistir que nos dejara en paz, se fue.

Llegamos al albergue, y aquí volvimos a tener problemas con las reservas, recordad, en China no es necesario reservar, no encontraban la reserva ni presentando los papeles, la habíamos hecho otra vez con HostelZ, no volvemos a utilizar esa web en la vida. Menos mal que los chicos que estaban en la recepción fueron majos y en un par de llamadas nos encontraron alojamiento no muy lejos del albergue que supuestamente habíamos reservado, y más barato.

Nos duchamos y salimos a patear, la calle principal Xijie es muy turística, llena de puestecitos de venta de todo tipo de cosas y llena de turistas, la mayoría chinos, llegamos hasta una plaza y alquilamos unas bicis a una señora que se nos ofrecía a hacer de guía, la verdad es que dijimos que no, pero creemos que hubiera sido mejor contratarla, ya que luego hablamos con otros turistas que lo habían hecho y que estaban encantados. Nosotros decidimos perdernos por las afueras de pueblo, a la búsqueda del The Moon Hill, resulta que para entrar hay que pagar, y claro teníamos que dejar las bicis fuera…. pero sin candado ni nada no nos queríamos arriesgar, así que seguimos paseando por los alrededores.

Cerca de la salida del pueblo hay una zona en la que puedes contratar una excursión en barca hasta The Moon Hill, tenía buena pinta, pero no teníamos tiempo, ya he comentado que merece la pena quedarse otro día.

Yangshuo - Excursión por el rio
Yangshuo – Excursión por el rio

Volvimos al hotel a ducharnos y prepararnos para la cena, cerca del puerto al que habíamos llegado a la noche se ponen un montón de puestos de venta, merece la pena darse un paseo. Cenamos y damos un paseo por el resto del pueblo, llegamos hasta una plaza en la que había un mercado de comida nocturno, si hubiéramos estado otra noche, podría haber sido una buena opción de cena, aunque el sitio en el que habíamos cenado fue muy bueno.

Yangshuo - Mercado nocturno
Yangshuo – Mercado nocturno

Día 8 (Yangshuo – Guilin – Kunming):

Este día tocaba viaje, habíamos reservado un taxi para que nos llevara al aeropuerto de Guilin, desde dónde cogeríamos un avión para llegar Kunming, la verdad es que fue un día perdido, y no demasiado bueno. Pero bueno, eso suele ocurrir en todos los viajes, siempre hay algún día que parece que te ha mirado un tuerto.

Después de desayunar en el sitio en el que cenamos la noche anterior, empaquetamos las cosas y cogimos el taxi, 1h30’ de viaje. El trayecto de avión otra hora y media.

En el aeropuerto cogemos el autobús que nos dejará en la estación de tren, así podríamos comprar los billetes para Dali, Kunming era una parada para nuestro destino real, Dali. Llegamos a la estación, pero no pudimos gestionar nada, era un caos… así que decidimos ir al albergue y ver que hacemos.

Tras dar unas cuantas vueltas lo encontramos, ¡vaya pinta!, y eso que era internacional, pero estaba todo de obras y sucio… y ¡cómo no!, no encuentran nuestra reserva, se la enseñamos por internet y flipan, nos dicen que tienen casi todo lleno y que sólo nos pueden ofrecer camas separadas, en “habitaciones” (por llamarlas así) cutres de narices….

Hablamos con la chica de recepción para ver si nos podía gestionar el tema del tren a Dali, pero nos dice que conseguir camarotes en cama blanda va a ser imposible, pero que tenemos otra alternativa para llegar a Dali, ir en autobús, es un trayecto de 4h30’, el autobús sale a las 9AM, y como queremos salir cuanto antes, decimos que sí, que nos consiga los tickets. Dado que llegaríamos antes de lo previsto a Dali, necesitábamos reservar una noche más en el hotel que teníamos reservado en Dali, pero resulta que no tenía sitio para esa noche, la chica del hotel nos consiguió una noche en el youth hostel de Dali.

Después de dejar todo zanjado nos fuimos a cenar, y para seguir con la racha, no conseguimos encontrar uno de los restaurantes que recomendaba la Lonely y nos metimos en el primero que nos pareció que tenía buena pinta… un auténtico batacazo, de todos los platos que pedimos, sólo se salvaba uno…

Después del día que llevamos lo mejor es irse a dormir y dejarlo pasar..

Día 9 (Kunming – Dali):

Nos levantamos pronto y salimos pitando hacia la estación de autobuses, que estaba cerca del albergue, pero que no sabíamos dónde estaba, pasamos por un parque con un lago en el que había un montón de gente haciendo ejercicios.

El autobusero, un tipo muy majo, en lugar de dejarnos en Xiaguan, su destino, nos acerco al Dali-OldTown, así nos ahorró el transporte, jeje, bueno parece que la mala suerte se queda atrás.

Tras un rato caminando por el centro encontramos el albergue, muy chulo, os lo recomendamos, el albergue era el Four Seasons Youth Hostel Dali.

Dali - Youth Hostel
Dali – Youth Hostel

El old-town de Dali es lo que se puede imaginar como el típico pueblo chino, está rodeado por una muralla y tiene cuatro puertas con la típica decoración china.

Dali - Puerta ciudadela
Dali - Ciudadela

Todo está lleno de tiendas, cafes, hoteles y restaurantes, creemos que al menos hay que pasar un par de noches para disfrutar del pueblo y de las cosas que se pueden ver, como el parque de las 3 pagodas, subir al templo Zhonghe o acercarse al lago Erhai Hu.

Tras patear un poco el centro, nos volvemos al albergue a cenar, ese día toca peli en el patio, así que la vemos mientras cenamos, como apenas habíamos dormido en Kunming no vamos a dormir pronto.

 

Día 10 (Dali):

Tras desayunar nos dirigimos al complejo de las tres pagodas, costaba la friolera de 12€ para los turistas, es un parque con varios edificios, las tres pagados y el templo Chongsheng.

Dali - Parque tres pagodas
Dali – Parque tres pagodas

Después nos dirigimos al templo Zhonghe, como no teníamos mucho tiempo, cogemos el teleférico hasta el templo y luego allí, andar un poco por el monte, nos costó un poco encontrar el lugar de dónde salía el teleférico, hasta nos metimos por unos arrozales… pero al final lo conseguimos.

Dali - Templo Zhongue
Dali – Templo Zhongue

El templo tampoco es gran cosa, decidimos caminar un poco hacia una cascada y una cueva que hay en la colina, tras andar un buen rato las encontramos y nos volvemos para bajar al pueblo.

Bajando nos calló una tormenta que nos dejó calados, la subida/bajada en el teleférico duraba 20’. Volvemos al albergue para cambiarnos y luego dar una vuelta por el pueblo, ya había dejado de llover y se había quedado un día precioso.

De noche las puertas las iluminan y nos dirigimos a hacer la foto de rigor.

Dali - Otra puerta Ciudadela
Dali – Otra puerta Ciudadela

En el albergue conseguimos la reserva del mini-bus a Lijiang, sale a las 9AM y el viaje dura 3h30’.

Día 11 (Dali – Lijiang):

Tras desayunar viene el chofer a buscarnos al albergue para ir al minibus (12 personas) que nos llevará a Lijiang. Prácticamente todo el camino es subida, ya que según hemos ido avanzando en nuestro viaje hemos ido ganando altitud. Lijiang puede ser un punto de partida para acceder al Tibet.

El viaje duró unas 3h15, la verdad es que un poco de miedo pasamos… ¡cómo conducen!… menos mal que se les ve acostumbrados…

El minibus nos dejó en la estación de autobuses que está en la zona nueva de la ciudad, subiendo la calle principal (hay un camino que se hace un poco largo si vas cargado con las mochilas) llegas a la zona antigua, en la que se vive el ambiente chino que todos imaginamos, lo único que no pega son los miles de turistas que puedes encontrar, pero es un pueblo para estar unos días relajándose y disfrutandolo. (Recomendación : Según las chicas el baño de la estación es horrible, así que si podéis aguantar hasta el hotel/albergue).

Lijiang - Entrada ciudad antigua
Lijiang – Entrada ciudad antigua

El pueblo principalmente pertenece a la minoría Naxi/Bai, y suele ser un sitio muy turístico para los chinos.

Nos costó encontrar el albergue un poquito… 45’, la verdad es que  las instalaciones estaban muy bien y la gente muy agradable, International Youth Hostel Lijiang (Laoshie), uno de los pocos sitios en los que tenían nuestras reservas, ¡increible!.

Dejamos las mochilas y nos vamos a comer, nos metimos en una tasquita cerca de un canal, y luego continuamos pateando el pueblo. Habíamos oído hablar de una comida típica de Lijiang, la “baba”, y claro con ese nombre… había que probarla, la verdad es que, como la describiría, es como una tortilla de patata pero muy seca… pero bueno, hay que probar de todo.

La parte antigua es una delicia, las calles son todas empedradas, hay canales por todos los lados, puentecillos de madera y la arquitectura típica china, en las tiendas se venden los productos típicos de la minoría Naxi.

Lijiang- Ciudad antigua
Lijiang- Ciudad antigua

Volvemos al albergue a por un poquito de ropa, ya que la altitud a la noche se nota un poco en la temperatura, aprovechamos para poner un par de lavadoras, y tras tender la ropa nos vamos a la búsqueda de la cena.

Encontramos un sitio con una chinita muy risueña y simpática, estaba todo el rato cantando, como la vimos tan dicharachera, tras pedir unos cuantos platos le decimos que nos diga cúal recomendaría ella, nos dice que o bien un arroz, no recuerdo el nombre, o la sopa típica de la zona, como habíamos pedido bastante elegimos la sopa, y la verdad es que estaba muy buena, bueno, todo lo que pedimos lo estaba, menos el postre, que por ir de guais le dijimos a ella que nos trajera algo típico, y adivinar que nos trajo… una mega BABA… aunque a su favor hay que decir que esta estaba mejor que la que habíamos probado al principio, por cierto, caímos porque el nombre científico de la BABA debe de ser “Pancake Lijiang Sweet”, para más inri, como eramos 4, le decimos que nos traiga 2 para compartir, ella nos dice, ¡no mejor  1!, y nosotros, con toda chulería, ¡no mejor 2!, la chica se va flipada a por el postre, nos miramos y empezamos a dudar si habíamos acertado… efectivamente la china tenía razón, no pudimos ni con una….

Estábamos tan petados que nos dimos un buen paseo antes de volver al albergue a descansar.

Día 12 (Lijiang):

Nos levantamos tarde, ya que el viaje empieza a pesar un poquito. Decidimos ir a desayunar a uno de los sitios que recomienda la Lonely, el “PRAGA CAFE”, y la verdad es que efectivamente es un sitio muy agradable para mochileros.

Con las fuerzas recuperadas nos vamos al “Lago del Dragón”, un parque que está a las afueras de la parte antigua, el sendero empieza en la entrada a la parte antigua y va al lado derecho del rio ascendiendo un poco, el parque está como a una hora andando. Merece la pena verlo, es un parque muy grande, pero precioso, seguro que veis algunos recién casado haciéndose las fotos allí, nosotros coincidimos con dos bodas.

La principal atracción del parque es el Lago con el puente y los edificios reflejándose en el lago, si hace bueno se pueden ver al fondo las montañas del Tibet, pero nosotros no tuvimos suerte.

Lijiang - Lago del Dragón
Lijiang – Lago del Dragón

Pero no sólo tenemos el lago, si paseamos un rato, podremos ver hasta cómo hacen la antigua escritura china, o explicación del origen de los caracteres chinos, en otra zona veréis a chinos relajándose y jugando a su extraño dominó (mahón).

Lijiang - Lago del Dragón
Lijiang – Lago del Dragón

Después del lago nos vamos a la búsqueda del parque Shizi Shan, desde la que se puede ver la parte antigua desde un alto, la verdad es que comparado con el Lago, no tiene nada.

Fuimos a comer el Praga Cafe, parece que era el día de este cafe, ya que a la tarde estuvimos un buen rato tomando una cervecita. La tarde la pasamos de tiendas, para ver que podíamos comprar, la verdad es que hay muchas cosas interesantes, maderas talladas, cuadros, ect.

Como el restaurante del día anterior fue tan bueno, decidimos volver a cenar, paseo y albergue.

Viaje a Noruega y Suecia 2004 – Parte 1

Noruega, que podemos decir de este bello país…. la conclusión que sacamos es “¡¡¡Tenemos que volver!!!”, si es posible un mes o más….

Oslo - Vigelandsparken

Throstigen - Carretera de los trols

Oslo - Trampolin de saltos de esqui

Camino Bergen

Sogdnal Urnes Iglesia de Madera

Alesund

Bergen - Terraza albergue

Estocolmo - Paseo en barco vikingo

Trondheim - Centro

Trondheim - Centro

Mirador de Geiranger

Rutas por geiranger Ferry

Rutas por geiranger Ferry

Camping de Geiranger

Jostedalbreen

Camino a sogdnal

Flasbanna rutas de bici-trecking

Tren Flasbanna

Vistas desde el albergue de Bergen

Rutas alrededor de Bergen

Noruega, un país de 323.000Km cuadrados y una población de unos 4,5 millones de habitantes. De la parte sur a la norte tenemos un pequeño camino, unos 2800km… tiene una orografía muy difícil, grandes montañas, fiordos… total una maravilla para los amantes de la naturaleza. La moneda el NOK, Corona Noruega por 1€ te dan 8,5 NOKs.
Las ciudades respiran una tranquilidad increible y la gente es de lo más agradable y confiada… ¿Que más se puede pedir?.

Os vamos a narrar nuestro viaje que hicimos en 2004…

Día 1 (Madrid-Oslo):

Hicimos la mayor parte de las reservas por Internet , incluido el coche de alquiler que cogimos dos días después de llegar. Para ahorrarnos dos días de alquiler, parking e impuesto de circulación en Oslo. Como íbamos a estar dos días enteros en Oslo decidimos ir a la capital en autobús y cuando nos fuéramos de Oslo a Geilo, recoger el coche para el resto del viaje.

Total, que cogimos el autobús de la SAS destino Oslo por 90NOK (12€), que se coge nada más salir del aeropuerto y que tenía una parada cerca del albergue.
El autobús nos dejo bastante cerca, pero nos liamos con los planos y dimos una buena vuelta con nuestras mochilas, pero al final lo encontramos. Habíamos reservado una habitación de 4 en el albergue Oslo Haraldsheim, un poco lejos del centro, pero muy recomendable.

Después de dejar las mochilas cogimos el tranvía que paraba cerca del albergue hasta el centro de Oslo, aquí empezamos a darnos cuenta de lo caro que era el país, tuvimos que pagar 20NOK (2,5€) por un viaje en tranvía de 10 minutos al centro…

Cuando llegamos al centro pudimos respirar la tranquilidad de esta bella ciudad…

Centro de Noruega
Centro de Oslo

Buscamos la estación de tren, ya que debíamos comprar los billetes para volver al aeropuerto a por el coche dos días después, ya que era algo más barato que el autobús, 72NOK (9€). Una vez comprados, nos fuimos a disfrutar de un paseo por el centro.

Puerto de Oslo
Puerto de Oslo

Vimos el ayuntamiento y el paseo del puerto, un paseo relajante, en el que hay un montón de restaurantes y bares.. con precios prohibitivos para unos mochileros como nosotros..

Oslo es la capital de Noruega y la ciudad más poblada con unos 500.000 habitantes.
Después de pasar una hora de relax sentados en el puerto mirando el paisaje decidimos volver al albergue para planificar el día siguiente, ya que teníamos la intención de comprar la Oslo Pass para 24h por el módico precio de 195NOK (25€), un chollo teniendo en cuenta que desde el momento en que la marcas, tienes 24h de todo el transporte público que quieras(incluido barcos de línea) y entrada a múltiples museos. Nosotros la compramos en el mismo albergue.

Día 2 (Oslo):

Nos levantamos muy prontito, ya que queríamos ver muchas cosas y sacar partido de nuestra tarjeta Oslo Pass 24h… Cogimos el tranvía al centro con destino al muelle situado enfrente de Radhuset(el ayuntamiento), para coger un transbordador destino Bygdoy, una especie de península situada en el fiordo de Oslo, en la que se encuentran los museos más interesantes de la ciudad.

Comenzamos nuestra gira cultural con el primer museo que se ve nada más llegar “The Polar Ship Fram (Frammusseet)”, un museo dedicado al barco Fram que es la embarcación que ha estado más al Norte y al Sur que ninguna otra.

Continuamos nuestra gira con el museo Kon-Tiki, justo al lado del anterior, dedicado al explorador Thor Heyerdahl, que cruzó el pacífico con una balsa de madera llamada Kon-Tiki, e hizo otras expediciones, todas estas se explican en el museo.

Otro museo cerca de los dos anteriores es el Norsk Sjofartsmuseum, dedicado a la historia náutica de Noruega, incluye un montón de maquetas de barcos… muy interesante.

Después de ver estos museos cogimos un autobús hasta la siguiente zona de Bygdoynes en la que había más museos.
Primero fuimos al Norsk Folkemuseum, museo dedicado a la cultura Noruega, es un museo al aire libre que incluye unos 150 edificios que representan un antiguo poblado Noruego, con sus graneros, casas, iglesias de madera(Iglesia de Gol).. una auténtica joya..

Iglesia Gol
Iglesia Gol

Después de andar durante un par de horas por el museo, nos dirigimos al museo estrella, el Vikingskipshuset, en el que se conservan los mejores barcos vikingos y varias cosas vikingas más.

Vikingskipshuset
Vikingskipshuset

Cogimos otro transbordador al centro de Oslo para ir a nuestro siguiente destino “Vigelandsparken”, el parque más grande en Oslo en el que se puede ver unas 200 esculturas de curepos desnudos del escultor Gustav Vigeland.

Vigelandsparken
Vigelandsparken

Quizás la más impresionante es el monolito de 17m situado en el centro del parque, formado por 121 figuras humanas que se apoyan entre

Monolito Vigelandsparken
Monolito Vigelandsparken

Aunque la que más me gustó es la que representa un niño con cara cabreado que se encuentra en el puente del parque…

El niño enfadado
El niño enfadado

Sin duda es un parque para recorrelo durante toda una tarde…

Vigelandsparken
Vigelandsparken

Para rematar el día nos fuimos a “Holmenkollen”, el trampolín de saltos de esquí, es increíble como hay gente que se atreve a saltar desde esta altura…

Trampolín Holmenkollen
Trampolín Holmenkollen

Nuestro día terminó aquí, muy intenso pero pudimos ver lo que planificamos la noche anterior.

Día 3 (Oslo-Geilo 250km):

Aprovechamos nuestra Oslo Pass 24h para coger el último tranvía a la estación de trenes para coger el tren al aeropuerto.
En el aeropuerto cogimos nuestro coche de alquiler, un Renault Megan, y nos dirigimos a nuestra siguiente parada, Geilo.

Aunque el destinó no estaba muy lejos nos llevó todo el día para alcanzarlo, y es que cada poco tiempo teníamos que parar para contemplar las maravillas de la naturaleza que posee este país…

Dirección Geilo
Dirección Geilo

Fuímos dirección Sundvollen, para depués coger una carretera que sube hasta el mirador Krokkleiva y Kleuvstua, desde aquí haciendo un poco de senderismo por un bosquecito encantador llegamos a la vista del rey, Kongens Utsiks, la verdad es que era más chulo el bosquecito que la vista final, pero merece la pena pasarse por allí… Ahh, se me olvidaba cuando subíamos vimos un puesto de fresas en la carretera, si queréis saber como son las verdaderas fresas, parad y compradlas en cualquier puesto de la carretera, no os arrepentiréis….

Continuamos nuestro viaje dirección Geilo, y seguimos viendo unos paisajes impresionantes…

Ruta a Geilo
Ruta a Geilo

Llegando a Honefoss pudimos simular la práctica del esqui, ya que en algunas zonas de las montañas podíamos encontrar nieve.

En Honefoss paramos para ver la impresionante cascada del rio Adalselv, si váis por allí merece la pena hacer una paradita para verla. Como ya se nos hacía tarde proseguimos dirección la siguiente parada, Geilo.

En Geilo nos esperaba un albergue de lo más encantador, el International Youth Hostel de Geilo , un albergue con cabañitas de 4, con cocina. Las duchas-baño estaban en otra cabaña cercana, quizás era el único inconveniente, por lo demás muy recomendable.
Reservas aqui

Viaje a Noruega y Suecia 2004 – Parte 2

Continuamos nuestro viaje, nos adentramos en los maravillosos fiordos… ete uaauuuu!!!! dos palabras im-prezzzzionantes paisajes…

Día 4 (Geilo-Bergen 250km):

Desayunamos prontito en nuestra super-cabaña(hytter) y partimos hacia los fiordos que… nos estaban esperando!!!.
Llegamos a Eidfjord un pequeño pueblecito, hicimos una visita relámpago y salimos dirección Brimmes donde nos esperaba nuestro primer Ferry para cruzar el primer fiordo (Eidfjord). Dejamos el coche en el Ferry y subimos rápidamente a cubierta para disfrutar del paisaje, tuvimos un tiempo increíble!!!.

Brimmes
Brimmes

Fuimos bordeando el fiordo Eidfjord de este pasamos a uno más grande Hardangerfjorden, por el camino paramos varias veces para contemplar el impresionante paisaje.

Camino Bergen
Camino Bergen

Las aguas invitaban al baño, y decidimos darnos un bañito en una pequeña cala de piedrecitas, upss.. el agua estaba un poco fria, pero nos metimos, eso sí, tardamos unos 2 minutos en salir, je,je…. nos dejó el cuerpo como nuevo y flipamos un poco con el aguante de los niños noruegos en las frias aguas.

Tras una larga jornada llegamos a nuestro destino, el albergue de Bergen, Bergen YMCA

Nos dio tiempo a ver el famoso Bryggen, Patrimonio Histórico de la Humanidad, se trata de el antiguo centro de Bergen, un barrio de casas de madera, cada una de su color, digno de ver…

Bryggen
Bryggen

Día 5 (Rutas alrededor de Bergen):

Decidimos hacer una ruta por el norte de Bergen, la verdad lo único que vale la pena destacar es una cascada divertida(VoringFoss), en ella podías ir saltando de piedra en piedra para cruzarla, hicimos varías fotos trucadas y seguimos nuestro camino.

VoringFoss
VoringFoss

Seguido de la cascada podemos ver un pequeño lago en el que se reflejaban las montañas que lo rodeaban.

Lago
Lago

Terminamos la ruta y pasamos la tarde en Bergen, volvimos a dar una vuelta por Bryggen. Cenamos en un bar-cervecería cercano al barrio Bryggen y nos fuimos a descansar.

Bergen Centro
Bergen Centro
Bryggen
Bryggen

Día 6 (Bergen-Flam 170km):

Nos levantamos y desayunamos en la azotea del albergue junto con una divertida gaviota. Desde la azotea se puede contemplar lo mejor de Bergen, un lugar ideal para desayunar o para relajarse un poco…

Vistas desde el Albergue
Vistas desde el Albergue

Después del desayuno, cogimos el coche dirección Flam, localidad famosa por su tren que une las localidades de Flam y Myrdal, en total 20km con un desnivel de 864 metros. En Flam nos esperaba otro alojamiento de lujo, teníamos reservado una cabañita en el camping Flåm Camping og Vandrarheim, para los miembros de Youth Hostel International hacen un descuento considerable, más información en Camping Flam

Dejamos las cosas en el camping y fuimos a coger el billete del tren de Flam a Myrdal nos costó 56,6Kr (unos 8€) ida y vuelta, merece la pena hacerlo, y si tienes tiempo, alquila unas bicis y sube en el tren con ellas y luego baja con la bici a Flam, nosotros bajamos un tramo andando y tenía muy buena pinta, por lo que bajarlo entero debe de ser impresionante…

Recorrido Flamsbana
Recorrido Flamsbana

El tren va ascendiendo poco a poco, en todo el recorrido se pueden ver un montón de cascadas, el fiordo Aurlandsfjord…

Flamsbana
Flamsbana

El tren hace varias paradas para poder conteplar los paisajes, en una de ellas, en la que está la cascada más grande (kjosfossen), se puede bajar del tren para ver una actuación, en la que … bueno.. es mejor verla…

Flamsbana
Flamsbana

Una vez llegado a la cima (Myrdal), puedes hacer varias cosas, si has tenido tiempo de alquilar una bicicleta y has subido con ella en el tren, puedes regresar a Flam bajando con ella, si tienes tiempo y ganas también puedes bajar andando, o bien, si has comprado billete de ida y vuelta, puedes volver en el tren. Nosotros al llegar por la tarde a Flam sólo pudimos hacer la última, eso sí, nos dimos un paseo de 1h30′ por los caminos que allí había. Creo que las dos primeras opciones son las más recomendables siempre y cuando hagas la subida por la mañana.

Rutas en la cima
Rutas en la cima

Llegamos al camping, cenamos y dimos una vuelta por el pueblecito, muy pequeño y con poca cosa para hacer, así que nos fuimos a dormiar al camping.

Día 7 (Flam – Sogndal 106km):

Tras desayunar salimos destino Sogndal, el trayecto era corto, pero teníamos planificadas varias paradas, más las que no teníamos planificadas…, como para sacar fotografías de este estilo…

Camino sogndal
Camino sogndal

Pasamos por el túnel más largo de Noruega, un túnel que pasa por debajo de un fiordo, el túnel se llama Laerdalsoyri y tiene 24’5Kms de largo… hasta los túneles son impresionantes en este país…

Tunel Laerdalsoyri
Tunel Laerdalsoyri

Después de pasar el túnel llegamos a Laerdal, no paramos mucho, seguimos dirección Ovre Ardal, ya que antes de llegar a Sognal queríamos pasar por Urnes. Al llegar a Ovre Ardal, sin querer, cogimos una carretera de montaña, era una parque natural en la que pagabas un peaje. La verdad es que merece la pena, una vez alcanzada la cima se pueden hacer grandes fotografías. Después de bajar por una carretera serpenteante cogimos la que nos llevaría a Urnes.

Antes de llegar paramos en la cascada LateFoss, tras andar un ratito llegas a un punto, bastante lejano, desde la que ver la cascada, una pena el no poder acercarse más…

Después de ver la cascada llegamos a Urnes, la entrada era muy cara para lo que había que ver(40Kr), y encima sólo pudimos estar 15 minutos ya que llegaba el Ferry que nos llevaría al otro lado del fiordo Lustrafiord, a Solvorn, era el último y si no lo cogíamos nos tocaría dar una buena vuelta para llegar a nuestro destino. La iglesia de Urnes(starvkirke) es la más antigua de Noruega, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, data del año 1150 y tiene grabados en la madera de animales luchando, representan el bien y el mal.

Urnes
Urnes

Nos alojamos en el International Youth Hostel Sogndal Vandrerhjem (pincha aquí), una especie de internado escolar que se convierte en albergue en verano, se encuentra cerca de la carretera pero no se ve demasiado bien. Cenamos y dimos una vuelta por el pueblecito.

Día 8 (Sogndal – Geiranger 306km):

Nos tocaba un largo recorrido hasta la perla de los fiordos Noruegos, Geiranger, la primera parada del camino era el glaciar Jostedalsbreen, nuestra intención era caminar en una excursión guiada por encima la lengua del glaciar… pero, llegamos al parking situado al borde del lago generado por el agua del glaciar, al otro lado del lago se veía el puesto desde el que partían las excursiones y una barca que iba y venía del parking al puesto del otro lado. Vimos que varias personas iban andando por un camino que salía del parking y dedujimos que podríamos ir andando por allí hasta el puesto, craso error, tras casi una hora andando llegamos al borde de la lengua del glaciar, pero no había ningún camino al puesto de salida…. jarrr… y ya era demasiado tarde para volver y coger la barca con lo que nos fuimos con las ilusiones por tierra…

Jostedalsbreen
Jostedalsbreen

Después pasamos por el museo del glaciar, Jostedal Breheimsenter (50Kr), dedicado a los glaciares.

Hicimos alguna parada más para hacer varias fotografías, y en Stryn nos dio un montón de envidia un grupo de excursionistas que estaban preparando las piraguas para ir por el fiordo Innykfjord…. de ahí ya llegamos a Geiranger, al camping en el que habíamos reservado una cabañita en el camping Fossen (pulsa aquí), en un enclave ideal desde el que se puede contemplar el fiordo más bonito de toda Noruega. El camping está situado cerca de una cascada, de ahí su nombre, y tiene una divertida cama elástica entre otros divertimentos.

Cabaña del camping
Cabaña del camping

Mientras preparabamos la cena en la cocina de la cabaña, pusimos unas cuantas lavadoras y después de cenar nos fuimos a dormir.

Día 9 (Rutas Geiranger Alesund- Hellesyt – Ferry a Geiranger):

Geiranger es una pequeña localidad muy turística debido a su fiordo Geirangerfjorden, la perla de los fiordos noruegos, en ella predominan los campings y hoteles. Desde este punto se pueden realizar varias excursiones, bien en coche o bien andando. Nuestra primera ruta era ir hasta Alesund y volver cogiendo el ferry de Hellesykt hasta Geiranger que recorre todo el fiordo, es un poco caro pero merece la pena hacer el recorrido.

Alesund, una localidad de unos 40.000 habitantes compuesta por varias islas unidas tiene su encanto pasear por el centro y comprar algunas fresas en el mercado. Sólo nos dio tiempo a dar un paseo por el centro, ya que el objetivo de este día era hacer el recorrido del Ferry Hellesykt-Geiranger.

Alesud
Alesud

Llegamos a Hellesykt cinco minutos tarde para coger el penúltimo ferry, por lo que tuvimos que esperar casi una hora al siguiente, aprovechamos el tiempo de espera para darnos una vuelta por el muelle de Hellesykt, tras la espera subimos al Ferry y empezamos el recorrido por el fiordo. Esta lleno de cascadas, nos contaron que el recorrido era más impresionante en primavera con el deshielo ya que las cascadas eran mucho más grandes y caudalosas. Dos de las cascadas más importantes son “Las siete hermanas”, siete cascadas seguidas y “El pretendiente”. Durante el trayecto se va explicando lo que se ve en el reccorido.

Ferry
Ferry
Ferry
Ferry

Cuando llegamos, subimos rápidamente a hacernos la foto más famosa de Noruega, en el mirador Flydalsjuvet, desde el que se puede contemplar el fiordo en todo su explendor.

Flydalsjuvet
Flydalsjuvet

Una vez contemplado el fiordo fuimos a hacer una de las multiples rutas de trekking por la zona, para ver la cascada storeterfossen, en la que puedes pasar por detrás, el camino es algo más de 40 minutos pero merece la pena.

Camino storeterfossen
Camino storeterfossen

Otra forma de viajar y conocer culturas…